Cuando lo íntimo se hace público< volver
Interiores destruidos, soledad, casas deshabitadas, pasado, pueblos fantasma, ladrillos, cemento, texturas, materiales, vida, presente, oxido, hogar, futuro, paredes demolidas, papel pintado, restos de pintura, superficies despojadas, la sensaci´pn de soledad y vacío.

Cada vez que paso ante un edificio demolido, tengo un sobrecogedor sentimiento de tristeza. A pesar de su aspecto, algunas texturas y formas de sus interiores permanecen (por ejemplo las habitaciones son aún perceptibles en pequeños detalles, como restos de pintura o de papel pintado), sugiriendo que un tipo de vida y recuerdos existe todavía en ese espacio.
El edificio despojado de su vida interior presenta un estado de deterioro en el que nos muestra, en un tono decadente, la vida de sus habitantes pasados, dejando a la luz su intimidad, que, de pronto, se hace pública.
Este proyecto ha sido concebido como una instalación. Los grabados quedan suspendidos de diferentes elementos arquitectónicos, formando de esta manera un elemento intrínseco del edificio.